domingo, 8 de febrero de 2009

PERSPECTIVAS DEL CURRÍCULO

PERSPECTIVAS DEL CURRÍCULO

El currículo es el diseño que permite planificar las actividades académicas considerando el tipo de educación que desea impartir la institución a sus estudiantes, el profesional que desea formar tomando en cuenta las necesidades tecnológicas, académicas y competitivas de la sociedad en la cual se encuentra inmerso. Entonces cuando se va a diseñar un currículum, es necesario considerar las perspectivas que permitirán abordar todos los enfoques posibles de la educación que se va a impartir. A continuación se hará una descripción de las perspectivas del currículo, entre las cuales tenemos: las perspectivas holística, academicista, tecnológica y práctica.

1.- La perspectiva holística del currículo, se centra en el desarrollo del ser humano como principio generador, propicia el desarrollo de proyectos de vida y de sociedad, asume la oportunidad de actualización de las potencialidades individuales o de grupo. El estudiante es el responsable de su aprendizaje y el docente se convierte en el facilitador de ese aprendizaje. Se observa así el predominio de dos enfoques: el confluyente de habilidades intelectuales, afectivas y expresivo-motoras y el no confluyente que considera las tareas de reproducción y de generatividad de conocimiento y acción humana. En esta perspectiva puede identificarse el propósito de lograr que las personas individual y en grupos, sean responsables y gestoras de su propio destino y con iniciativa para realizar acciones tendientes a salvar las barreras estructurales o ideológicas que dificultan el logro de una sociedad más solidaria, y defensora de los valores de la vida.

2. La perspectiva académica centra el currículo en las disciplinas, a través de las cuales se preserva la cultura y la civilización. No tiene como fin desarrollar habilidades, salvo las pertinentes a la investigación científica de su disciplina o alcanzar principios morales por lo que se considera al conocimiento para la mente. Bajo esta perspectiva la formación profesional es concebida como una actividad instrumental, con énfasis en la solución de problemas concretos predeterminados, cuya aplicabilidad futura es incierta. El cultivo de la mente es el objetivo principal de la educación: un currículum con preponderancia de componentes intelectuales es el considerado como el más adecuado para los estudiantes. Los profesionales formados con esta perspectiva, son conocedores de la ciencia propia de su campo profesional, lo que además de permitirles el desarrollo del pensamiento en las operaciones más relevantes para la misma, los habilita para darle continuidad y acrecentar el conocimiento científico y con ello lograr el mantenimiento de una determinada posición sociocultural.

3.-En la perspectiva tecnológica, el interés técnico se manifiesta en la orientación básica hacia el control del medio social y natural. El docente se transforma en un agente de expertos curriculares, que puede manejar variables y estímulos para “moldear” la conducta del estudiante. Esta perspectiva se articula a partir de connotaciones socio-económicas sustentadas en una reproducción del conocimiento, uso apropiado de éste y acciones humanas. El estudiante es un hacedor de significados. Se ejercita en los momentos de la formación inicial o de la capacitación sistemática de las formas de intervención desarrollándose una racionalidad instrumental y técnica. El modelo de sociedad que sustenta esta perspectiva curricular es una sociedad centrada y regulada por lo económico que necesita del hacer eficiente de los hombres y mujeres considerados recursos humanos para el logro de sus fines.

4.- Desde la perspectiva práctica, el currículo es concebido como el proceso, en el que los docentes y estudiantes interactúan, a fin de darle un sentido al conocimiento y a las acciones que se generan. Se ocasiona, entonces, una generatividad del conocimiento, identificado con él. El aprendizaje es entendido como un proceso de construcción de significados de conocimientos y acciones, para “actuar con sabiduría y prudencia”.
Con esta perspectiva curricular, el estudiante tiene la posibilidad de desarrollar un razonamiento generador de conocimientos, productos de la apropiación, un conocimiento personal construido desde el razonamiento y desde el hacer. La educación superior, desde esta perspectiva, debe enfocarse en la formación de un profesional sensibilizado acerca del entorno, con posibilidades de comunicación científica, profesional y social, un profesional que no sólo posea conocimientos y habilidades para actuar con eficiencia y eficacia sino que tenga un alto grado de pertinencia social.


BIBLIOGRAFÍA


-Artículo Perspectivas Curriculares en América Latina.
Disponible: http://servicio.cid.uc.edu.ve/educacion/revista/a4n23/23-11.pdf
Consulta: 2009, Enero 13

-Un Estudio Acerca de La Relevancia de las Transformaciones. Disponible:http://rapes.unsl.edu.ar/Congresos_realizados/Congresos/IV%20Encuentro%20-%20Oct-2004/eje3/67.htm